Convoca Gobernador a las y los mexicanos a la mesura, la unidad y la reflexión

El gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri González, en compañía de la secretaria de Gobernación de México, Luisa María Alcalde Luján, encabezaron la conmemoración del CVII aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, acto en el que convocó a las y los mexicanos a la mesura, la unidad y la reflexión, previo al periodo electoral donde se renovarán los poderes públicos, para que prosigan, dijo, los procesos históricos de la nación.

 

“Una elección no es una confrontación entre hermanos. Desde aquí convocamos a la unidad y a la concordia. Al respeto y a la tolerancia. Demostremos con nuestra actitud que seguimos celebrando la Constitución de la mejor forma: guardarla y hacerla guardar”, expresó.

 

Durante la ceremonia que se celebró en el Teatro de la República, el mandatario queretano evocó el anhelo maderista que sigue vigente: sufragio efectivo, no reelección. Afirmó que la gran contribución de la Constitución de 1917 que nos rige, consagra el principio fundamental que la gente se exprese, se organice, critique, vote y que su voto cuente y se respete. En este sentido, refirió que la libertad y la democracia siguen siendo la única vía transitable para transformar a México.

 

“La libertad no puede sustituirse bajo la promesa de igualdad. La democracia no es canjeable por justicia social. Los contrapesos no entorpecen: facilitan porque limitan, porque iluminan, porque dan voz a las ideas de otros. La permanencia de un entramado de instituciones autónomas no son excluyentes, sino complemento imprescindible, de un modelo mejor de país: uno que nos de libertad con igualdad, democracia con progreso y concordia para que juntas y juntos construyamos el bien común que urge a la nación”, acotó.

 

Al recordar los mecanismos jurídicos e históricos que dieron origen a este documento que define nuestra convivencia como nación, el titular del Poder Ejecutivo estatal rememoró que en este recinto se dieron los grandes debates que concluyeron en el documento que hoy los poderes públicos juran guardar y hacer guardar; bajo esta verdad, Kuri González hizo un llamado para que la sustancia de la Carta Magna se mantenga vigente, aquello que los federalistas norteamericanos llamaron el espíritu de la nación, persiste en el núcleo de la Constitución de 1917.

 

Por este motivo y en presencia de representantes de los Poderes de la Unión, sentenció que no es posible retroceder en la búsqueda de la justicia social, dado que la ayuda social dijo, es imprescindible, un acto de justicia y de bondad. Sin embargo, especificó que la ayuda ni puede ser definitiva, ni tampoco eterna, su validez, señaló, se justifica si va acompañada de educación para el conocimiento, de salud para el bienestar y de empleo para la dignidad.

 

En el acto cívico conmemorativo, recalcó que, así como en aquellos tiempos revolucionarios, hoy las familias anhelan la pacificación de la República. A este respecto, agregó que, tras la guerra de facciones, la Constitución llega para pacificar y bajo las premisas de renovación de la vida pública, hacer de la revolución ley y pacificar a México, se funda el país que hoy tenemos; por ello se pronunció a no olvidarla.

 

“No es posible tener un país en concordia sin democracia, sin libertad y tampoco sin justicia social. Libertad e igualdad no se contraponen: se complementan. Democracia y reforma social solo sobreviven si van juntas”, puntualizó.

 

En su mensaje, con motivo de la conmemoración del aniversario de la Constitución, la secretaria de Gobernación de México, Luisa María Alcalde Luján, quien asistió en representación del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, destacó que hoy es un día histórico para la arquitectura constitucional, pues hoy el mandatario presentará un importante paquete de iniciativas de reformas constitucionales.

 

Dicha acción, dijo, es el retorno del pacto social que se aprobó en este recinto y que se convirtió en referente para el mundo; señaló que las reformas que hoy conocemos y que vamos a conocer esta tarde, junto con las de los últimos cinco años, son el camino de regreso al pacto social fundamentado desde el pacto federal, un nuevo pacto social con la llegada del humanismo mexicano a la Constitución, la salvaguarda de los derechos sociales, educación, salud y salario, la solidaridad como principio colectivo, una idea más amplia del desarrollo y del bienestar social.

 

«Elevar a rango constitucional la obligación del Estado de proteger a la población más vulnerable y devolverle el sentido al artículo 39: todo poder público dimana del pueblo (…) estará en la Constitución para blindar de toda amenaza de retroceder y estará en la Constitución para dejar en claro al mundo que en México el Estado es el garante de la protección de los derechos sociales», afirmó.

 

Al hacer uso de la palabra, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alberto Pérez Dayán, en representación de la Ministra Norma Lucía Piña Hernández, presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, refirió que nuestra Carta Magna ya con 107 años de vida es el resultado de un largo proceso de sedimentación social con raíces en los principios del movimiento independentista.

 

Expuso que la Constitución es una ley fundamental y así debe ser considerada por los jueces; indicó que el Poder Judicial entiende que por encima de la Constitución no hay Poder alguno, nada, ni nadie, y llamó a no permitir que esto se olvide o se confunda, puesto que es precisamente la Constitución federal, indicó, la que dio a la SCJN las facultades suficientes para invalidar cualquier acto que no la respete, independientemente de la fuente de la que provenga, electa o no electa, sin distinción alguna.

 

«Bajo estas ideas debemos coincidir todos considerando que los tres Poderes de la Unión y sus integrantes, cualquiera que sea su origen, son democráticos al surgir precisamente del propio estamento constitucional, aquí ninguno es más democrático que el otro (…) hacer cumplir la ley es uno de los actos democráticos más genuinos del servicio público, defender a la Constitución es defender al pueblo mismo», apuntó.

 

Pérez Dayán afirmó que el Poder Judicial cumple su cita y da cuenta puntual de su encomienda con independencia, autonomía, honradez, imparcialidad, libre de remordimientos y siempre comprometido con su vocación democrática; no lo duden ni un momento, hay Constitución.

 

Durante su discurso, la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Marcela Guerra Castillo, refirió que, para afirmar la consolidación de una República representativa, democrática, federal y laica están llamados todos a construirla por voluntad y mandato del pueblo.

 

Agregó que existe un intenso debate sobre el contrapeso entre los Poderes y del papel que juegan las instituciones autónomas; así como la obligación de consolidar el régimen democrático en el marco de una transición que perfecciona las normas electorales, pero que debe poner énfasis equivalente en el régimen de gobierno para establecer un presidencialismo acotado que conjure e impida el riesgo de una exacerbación autoritaria.

 

Resaltó que Querétaro representa el inicio de una nueva y promisoria etapa en la vida del país por ser sede del arreglo constitucional que sigue vigente en la nación, los aires que aquí circulan son los de la República, las libertades, la democracia y de la visión social emanada de la Revolución de 1910.

 

«El compromiso, espíritu y visión de los constituyentes de Querétaro nos sigue irradiando e inspirando, su ejemplo es pauta y guía y al mismo tiempo cima de una actitud que honró el espacio de la deliberación para llegar a acuerdos suscritos desde la óptica del interés nacional y de la libertad para interpretarlo en el debate (…)  fue la Constitución de 1917 nuestro gran cemento para construir las bases de la nación y de los acuerdos que permiten procesar nuestras diferencias en la pluralidad política que nos hemos dado y en las libertades que hoy disfrutamos», puntualizó.

 

En su momento, la presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Ana Lilia Rivera Rivera, subrayó que, en este día, como cada año, no solamente se conmemora un documento, sino un sueño colectivo forjado con valor y pasión por generaciones que los que nos precedieron anhelaron, lucharon y heredaron una patria más justa y más libre.

 

Señaló que la conmemoración del 107 aniversario de la Constitución también marca el final de la sexagésima quinta legislatura, una legislatura histórica dominada por una mayoría parlamentaria que refleja los tiempos de cambio de régimen que vive actualmente México, una revolución pacífica, democrática y popular, tiempos en los que nuestra Constitución de 1917 sigue siendo una brújula moral que nos guía en tiempos de desafíos. A 107 de distancia de la redacción de la Carta Magna, precisó, los mexicanos no vemos en ella un documento estático sino un testamento dinámico de nuestra constante transformación como sociedad.

 

Añadió que esta legislatura detuvo el deterioro y desmantelamiento del estado mexicano, además de que ha dado nuevos bríos a los mecanismos de convivencia política, al funcionamiento de una verdadera división de Poderes y a la institucionalización de nuevos derechos asumiendo plenamente aquellos que comienzan a reconocerse en el plano global y de derechos humanos.

 

Comunicó que desde 2018 el Poder Legislativo ha aprobado 23 decretos de reforma constitucional, 62 artículos de la Constitución inspirados en el humanismo mexicano y en la nueva rectoría política de austeridad republicana, destacando que legislaron la paridad total.

 

«En un mundo lleno de desafíos y ante un umbral de una nueva transición política con la Constitución espero siga siendo nuestra hoja de ruta para superar obstáculos y construir un futuro más prometedor», concluyó.

Comentar con Facebook

Start typing and press Enter to search